06 / 03 / 2021

Desventajas y debilidades de Wordpress

desventajas Wordpress
Share
«En todo aquello que tenga un cierto sentido estratégico, primero hay que preguntarse el qué, y después el cómo»
Una vez finalizado nuestro post sobre ventajas de Wordpress, nos quedó la sensación de que podría parecer excesivamente parcial o interesado. Nada más lejos de la realidad, así que nos hemos decidido a redactar este segundo post con sus desventajas, aunque veréis que en la mayoría de casos son limitaciones, no puramente cosas malas. Una tecnología no es buena ni mala, simplemente puede ser adecuada o inadecuada para un proyecto. Se trata de ponderar los elementos y decidir si esta tecnología le conviene a mi proyecto. No todo es blanco y negro, pero hay que identificar muy bien las necesidades de un proyecto digital para tomar las mejores decisiones. Y una de las más importantes es la base tecnológica con la que vas a construir tu site. Vamos allá:


1. Riesgo de infección


El CMS Wordpress es muy vulnerable. Eso se debe a dos principales razones: la primera es que las webs se componen de plugins externos, que no hemos hecho nosotros y no tenemos un control sobre quién lo ha programado, si ese módulo tiene agujeros de seguridad, o si se está actualizando como debería. Y en segundo lugar, el hecho de que sea una tecnología que comparten millones de webs, lo hace muy atractivo para los hackers. Así, si consiguen encontrar un agujero de seguridad en un plugin, consiguen la clave para acceder a miles de webs. Por ejemplo, los escándalos de la Papeles de Panamá se descubrieron “gracias” a la vulnerabilidad de un Wordpress. Y aunque de una infección o ataque uno no se puede prevenir al 100%, sí que existen formas de minimizarlos: seguridad en contraseñas, contratar un buen servidor, tener siempre los temas y plugins originales y actualizados constantemente, etcétera. Si tienes un Wordpress es muy importante hacer actualizaciones y mejoras de seguridad constantes. Si no lo puedes realizar in house, te recomendamos contratar un servicio de mantenimiento en una buena agencia especializada en Wordpress.

2. Webs poco originales

La inmensa mayoría de páginas web Wordpress se construyen a partir de plantillas y temas. Y tomando de base una web que ya funciona y tiene un diseño determinado, esta se adapta a la imagen corporativa del cliente y se suben sus contenidos. Esto posibilita que los costes de producción de páginas web se puedan reducir enormemente, pero a la vez ha generado un tipo de web muy común y vulgar, que hace posible que navegues un poco y te encuentres una web que se parece en un 99% a la de tu empresa. Si el diseño y originalidad son importantes para ti, entonces debes saber que también se pueden realizar con Wordpress páginas web con diseño 100% personalizado, a medida. Eso sí, asegúrate realmente que si contratas ese servicio se pague y ejecute como corresponde, pues mucha agencia ofrece gato por liebre.

3. Intrusismo profesional

La gran accesibilidad y aparente facilidad con la que se puede armar un Wordpress, ha posibilitado que muchas personas sin un gran conocimiento previo se animen a realizar sus páginas web, o incluso realizarlas para amigos, familiares y conocidos. Puede ser una buena solución si estamos empezando y no tenemos un gran presupuesto, pero no es una buena solución para una empresa que apueste por su proyecto online y que quiera dar una buena imagen corporativa. ¿Le encargarías diseñar tu casa a un arquitecto o a tu primo informático? Pues eso. En nuestra trayectoria nos hemos encontrado con cientos de clientes que nos han pedido ayuda después de que una persona no profesional haya ejecutado un proyecto web de forma muy deficiente, o incluso que lo haya dejado a medias. Eso te va a representar una enorme pérdida de tiempo y dinero, así que pondéralo antes. En páginas web y marketing digital, lo barato puede salir muy caro.

4. Limitación de funcionalidades

Antes de realizar una página web hay que definir cuáles van a ser sus objetivos, su estructura y funcionalidades. Dependiendo del nivel de dificultad de esas funcionalidades, y sobre todo sus cosas especiales y únicas, es posible que hacerla con Wordpress no sea la mejor opción. Esta tecnología está muy bien si queremos una web barata y bonita, que ejecute bien 4 cosas estándares. Si queremos que ejecute 20 cosas customizadas, Wordpress no va a dar de sí, y es posible que el proyecto no se acabe, o termine siendo una web muy inestable y lenta. En esos caso es mejor optar por un desarrollo a medida, en cuyo caso recomendamos siempre hacerlo a partir de tecnologías PHP y lo más estándar posibles (Laravel, Symphony y similares, evitando webs de base Javascript si queremos trabajar bien el SEO).

5. No válido para grandes e-commerce

Si bien Wordpress tiene un sistema de e-commerce bastante completo, también tiene sus limitaciones. Piensa que no se trata de un e-commerce puro, y no va a rendir bien si tienes más de 500 productos, si tienes instalados 40 plugins más (especialmente los de traducción), o si quieres programar muchas especificidades en el catálogo o proceso de compra. En esos casos es mejor optar por tecnologías de tiendas online puras como Prestashop o Magento. Una tienda online con Wordpress vale para negocios locales que abran su primera tienda online, y webs híbridas que tienen una parte corporativa importante, y que incorporan una parte de tienda online pero no es lo más importante del proyecto.

6. Desmontable fácilmente por el cliente

La gran virtud de Wordpress es que el cliente puede introducir y modificar contenidos no sólo de un post de blog o de un producto de la tienda online, sino que puede alterar elementos de diseño, estructura, menús o incluso programación de la web. Esta independencia es genial si está en buenas manos, aunque si no se limita son muy habituales los casos de webs que aparecen desconfiguradas o directamente caídas, por ese tipo de acciones. Para poder controlarlo es recomendable establecer de forma clara y responsable qué permisos de edición tiene cada tipo de usuario, definir y programar unas rutinas de copias de seguridad de la web (si hay un problema se restaura la versión anterior), y sobre todo mucha responsabilidad y autoconocimiento por parte de todos los implicados. Montar una web puede llevar meses. Desmontarla, apenas unos segundos.

7. No hay una gran empresa detrás

Esto no es algo necesariamente malo, pero a alguien le puede inquietar o incomodar. No hay un señor o señora Wordpress, al cual puedas reclamar nada ni te garantice X evolutivos, condiciones o reparaciones. Se trata de una comunidad abierta y horizontal a partir de una tecnología open source. Para grandes compañías tener una web con una tecnología de la que nadie responde y en la que instalamos plugins realizados por vete a saber quién, puede generar cierta desconfianza y llevar a preferir un CMS de una compañía privada, o bien un desarrollo a medida de su propiedad y control.

8. Sobreindexación y otros problemas SEO

Con Wordpress se puede trabajar el posicionamiento SEO y se puede hacerlo muy bien. Sin embargo si no se programa la página con conocimientos y óptica SEO, y luego su configuración de SEO técnico no recae en manos de buenos profesionales, el resultado puede ser bastante desastroso. La mayoría de Wordpress generan un montón de páginas de baja calidad (tags, categorías, taxonomías, imágenes, archivos...), que si no se controlan van a indexarse a Google y van a diluir y esconder las páginas que sí son de calidad. Además el hecho de ser una tecnología muy estándar y usada, nos sitúa en lugar de partida con el resto de competidores, y no tenemos nada técnico que nos diferencie del resto. Es como una carrera de karts, donde todos los participantes tienen un coche con las mismas características y van a correr por el mismo circuito. El único hecho diferencial, y que va a definir el resultado de la carrera, son los pilotos. Es por eso que el SEO de un Wordpress requiere ponerlo en manos de un piloto profesional.

Conclusiones

El resumen rápido de este post sería: Wordpress está muy bien, pero no es para todo el mundo ni para todos los proyectos digitales. Si tienes en mente una página web y piensas en si es conveniente realizarla con Wordpress, valora primero qué necesita el proyecto, y no su tecnología. Hay muchos clientes que nos contactan y nos dicen: “quiero hacer una web así y asá, y que sea en Wordpress”. Y ese es un planteamiento incorrecto, pues como en todo aquello que tenga un cierto sentido estratégico, primero hay que preguntarse el qué, y después el cómo (y con quién).
Sobre el autor/a

Bruno Díaz

Me gusta el helado de pistachos, escuchar a nuestros clientes y llevarles hasta el infinito...¡y más allá!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Suscríbete a nuestro blog!

Contacta con nuestra agencia SEO y SEM en Barcelona

¿Listos para despegar?

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Más información sobre las cookiesAceptar